Accesorios imprescindibles en el uso de una silla de ruedas

  • 21 February 2017
  • i.asin

Tanto las sillas de ruedas manuales como las eléctricas facilitan el desplazamiento a personas con movilidad reducida. La elección de un tipo u otro dependerá de las necesidades de cada usuario, de ese modo, lo más aconsejable para las personas mayores son las eléctricas al tener menos fuerza en las extremidades superiores. De cualquier forma, a los modelos manuales siempre se les puede añadir un sistema de motorización con mayor o menor potencia, que resulta de gran ayuda para los cuidadores que han de empujarlas. 

Los accesorios para sillas de ruedas mejorarán la calidad de vida de los usuarios y repercutirán positivamente en su bienestar general. Elegir unos u otros dependerá de las necesidades de cada persona y del tipo de silla, si bien muchos de ellos han sido diseñados para mejorar la estética y funcionalidad de las sillas de ruedas eléctricas y manuales.  

Los imprescindibles de las sillas de ruedas

Los guantes deportivos especialmente diseñados para ir en silla de ruedas proporcionan un ajuste perfecto, y los dedos libres en clave mitón sirven para seguir teniendo sensibilidad en las manos.

Existen diferentes sistemas de almacenamiento, todo depende del uso que se le vaya a dar o de los objetos que se quieran guardar en ellas. De esa forma, existen bolsas de mayor o menor tamaño y de diferentes materiales, desde cestitas simples para ir a la compra hasta bolsas de seguridad para guardar objetos personales como el móvil o la cartera, pasando por bolsas más grandes y prácticas que se instalan fácilmente debajo del asiento para tener tus cosas siempre a mano.

Otros imprescindibles de gran funcionalidad son las mochilas especialmente diseñadas para llevar pequeñas botellas de oxígeno, las bolsas denominadas "Deluxe" sumamente prácticas y resistentes para scooters o sillas de ruedas que sirven para llevar cualquier cosa como pueden ser unas muletas, así como los denominados porta oxígenos, fabricados normalmente en acero, que se colocan en la parte trasera para poder desplazarse a cualquier sitio con la mayor comodidad sin despegarse de la botella de oxígeno. Siguiendo esta misma línea de productos, los denominados Portaequipajes se colocan en la parte delantera y son totalmente opcionales, aunque muy prácticos y cómodos para llevar encima cualquier caja u objeto más o menos grande.

Otros accesorios adicionales son: las bandejas transparentes de diseño ergonómico, que se adaptan a la mayoría de sillas con reposabrazos largos y que proporcionan una gran visibilidad para que el usuario pueda comer o hacer cualquier trabajo o manualidad con la mayor comodidad, así como los parasoles que se adaptan fácilmente a la parte superior de la silla para proteger al usuario de la lluvia o de los rayos de sol cuando pegan con fuerza.

Los abductores de sillas de ruedas son básicamente separadores de rodillas y sirven para separar las piernas de forma cómoda y práctica. Otros indispensables sumamente confortables son los cojines independientes que se adaptan fácilmente al asiento. Hay de diferentes clases. De ese modo, los fabricados con gel de silicona ayudan a minimizar la formación de úlceras por presión como consecuencia de los largos periodos de tiempo en los que las personas han de permanecer sentadas sin moverse. Existen además cojines específicos para prevenir las indeseables úlceras por presión UPP llamados cojines antiescaras. Los cojines anatómicos con espuma viscoelástica son sumamente confortables y se adaptan al cuerpo. Algunos modelos, además, llevan incorporado un abductor graduable y anatómico. Los cojines antideslizantes, por su parte, mejoran la posición del usuario e impiden que la persona se resbale hacia adelante.