Equipamiento imprescindible para las residencias de la tercera edad

  • 12 March 2017
  • i.asin

Las residencias de la tercera edad precisan de un material y un equipamiento sociosanitario determinado para atender las necesidades especiales de todos los usuarios. Es de vital importancia contar con un equipo de expertos que asesoren convenientemente a estas instituciones para incluir en sus instalaciones los productos más adecuados. 

En una residencia es importante tener en cuenta ciertos aspectos a nivel global e individual para ajustarse a cualquier necesidad que pueda surgir. Lo más importante es garantizar la fiabilidad de los productos y disponer de técnicos especializados que estén al tanto del montaje y control de los mismos con el fin de garantizar la mayor eficacia.

Dicho equipamiento es muy amplio, desde productos y ayudas para la higiene personal grúas de traslado, grúas de bipedestación,  camas con carro elevador, barandillas de ducha o bañera para que puedan sujetarse ellos mismos hasta suelos antideslizantes, pasando por elevadores, rampas o sanitarios ergonómicos.   En nuestra ortopedia online, encontrará el producto que necesita.

Equipamiento elemental para eliminar las barreras arquitectónicas

Las rampas para escalones forman parte del material imprescindible que toda residencia debe poseer. Las barreras arquitectónicas no deben existir en un centro donde viven personas mayores con ciertas limitaciones o discapacidades físicas y hay que facilitar al máximo la accesibilidad al lugar. Las rampas, tanto fijas como portátiles, son extremadamente necesarias para resolver cualquier dificultad en torno a su movilidad reducida y es de vital importancia tener en cuenta ciertos aspectos para elegir unas u otras.        

El peso es algo muy importante que hay que calcular, pues en la ficha técnica de cada rampa se determina el peso máximo que puede soportar. En este caso, es necesario calcular el peso de las sillas de ruedas o vehículos propios de la residencia, así como el peso estimado de los usuarios que los utilizan. Solo así se determinará la rampa más adecuada para conceder la mayor seguridad. El ancho de la rampa también es un dato muy importante, lo lógico es proporcionar cierto margen de maniobra para que las personas puedan moverse sin dificultad. Del mismo modo, la longitud de la rampa también resulta fundamental para determinar la inclinación o pendiente más conveniente. 

Existen muchas clases de sube escaleras, aunque todas ellas deben ser funcionales, flexibles y ergonómicas. Además, deben garantizar la mayor calidad y seguridad posibles, y su manejo ha de ser sencillo. Sus diseños suelen ser muy atractivos y están muy bien equipados con cinturones de seguridad que proporcionan estabilidad y confianza al usuario, e incluso reposabrazos o reposacabezas acolchados, todo un lujo para aumentar el confort durante el transporte. Hay modelos que cuentan con un sistema de raíl muy práctico para que no resulte tan complicada la maniobra de subir escaleras y otros dispositivos portátiles que disponen de asientos integrados que permiten subir cualquier tipo de escalera, incluso aquellas que son de caracol, con la ayuda de una enfermera.  

Las sillas salva escaleras son muy necesarias para que el usuario suba escaleras sentado con la mayor fiabilidad. Existen diferentes diseños dependiendo de si son peldaños rectos o curvos. Significa otro elemento más a añadir para eliminar las nocivas barreras arquitectónicas. Funcionan muy bien en casas particulares, pero también en industrias y edificios públicos o privados como pueden ser residencias, clínicas o asociaciones de ancianos.  

La movilización de pacientes
La manipulación de personas no es un asunto baladí, es algo muy importante. En primer lugar, nunca debemos olvidar de que trataos con personas que por algún motivo han perdido parte de sus facultades y por ello necesitan ayuda.

Para el correcto cuidado del paciente y para su cuidador, es necesario utilizar las  ayudas técnicas adecuadas en cada caso, con el objetivo de disminuir el riesgo de lesiones en los cuidadores y  proporcionar confort y dignidad al usuario.
La correcta movilización de los pacientes es sin duda un factor clave tanto para los usuarios como para los propios cuidadores.

Ayudas baño y aseo
Nuestros productos para el baño y aseo abarcan desde taburetes simples y estables hasta complejas sillas de ducha aptas para múltiples y distintas situaciones, pasando por asideros, elevadores WC y ayudas para la vida diaria.