Artículos

Las residencias de la tercera edad precisan de un material y un equipamiento sociosanitario determinado para atender las necesidades especiales de todos los usuarios. Es de vital importancia contar con un equipo de expertos que asesoren convenientemente a estas instituciones para incluir en sus instalaciones los productos más adecuados. 

Sillas de ruedas para el baño

Los cuartos de baño, suelen ser lugares húmedos, por eso debemos  tomar precauciones para evitar caídas y accidentes.

Para las personas mayores y para aquellos que tienen una movilidad reducida, existen unas sillas de baño muy útiles y prácticas.

Las grúas domiciliarias eléctricas son necesarias en el cuidado de cualquier persona que padezca movilidad reducida. Se pueden utilizar en residencias, hospitales y también en hogares cuando se está a cargo de un familiar con discapacidad.

Las personas mayores a medida que cumplen años van perdiendo la capacidad para andar y moverles puede resultar algo complicado, por no hablar de la situación de malestar que se crea entre las personas dependientes y sus cuidadores. 

Tanto las sillas de ruedas manuales como las eléctricas facilitan el desplazamiento a personas con movilidad reducida. La elección de un tipo u otro dependerá de las necesidades de cada usuario, de ese modo, lo más aconsejable para las personas mayores son las eléctricas al tener menos fuerza en las extremidades superiores.

Los bastones ortopédicos son una herramienta de apoyo para caminar y son utilizados en su mayoría por gente de edad o personas que han sufrido alguna lesión o enfermedad que dificulta de alguna forma su movilidad. Los bastones aportan equilibrio y estabilidad al caminar, previniendo posibles caídas.

Para que el baño sea un lugar cómodo y seguro para personas con movilidad reducida, es necesario incorporar una serie de elementos que mejorarán su autonomía y garantizarán su confort y seguridad. Dependiendo de las necesidades de cada usuario y de su situación existen diferentes artículos que pueden ir desde una silla de ducha o bañera a un taburete o un elevador de inodoro.

Artículos ortopédicos Indispensables para el baño

Los andadores para adultos son la mejor solución para aquellas personas con movilidad reducida que no pueden caminar con normalidad. Cuentan con 4 puntos de apoyo, lo que proporciona estabilidad y seguridad al usuario para poder desplazarse con la mayor tranquilidad, sin miedo a tener caídas y lesiones. 

Los scooters eléctricos son medios de transporte ideales para aquellas personas que tienen alguna discapacidad o que, dada su dificultad a la hora de utilizar el transporte público, necesitan mejorar significativamente su movilidad.

No hay duda de que los espacios públicos y privados aún no cuentan con el acondicionamiento idóneo para las personas con movilidad reducida. Poco a poco se están añadiendo más elementos de supresión de barreras, si bien, las aceras, por ejemplo, aún tienen bordillos, lo que dificulta mucho que las personas con discapacidad puedan moverse libremente por la ciudad con sus sillas de ruedas o scooters eléctricos.

El frío no es bueno para nadie y aún lo es menos para las personas mayores. Cuando las temperaturas bajan, también bajan nuestras defensas, lo que fomenta la aparición de enfermedades cardiovasculares. Esto sucede porque, cuando hace frío, los vasos sanguíneos tienden a mantener la temperatura corporal y lo hacen a través del corazón que bombea más y más sangre.

Páginas