Nacimos de la experiencia

NACIMOS DE LA EXPERIENCIA

¿Cómo nació Moverte?

En el año 1978, haciendo deporte tuve un accidente. De repente, con 18 años, me encontré en una cama sin mover absolutamente nada de mi cuerpo. Con una lesión medular cervical, nadie te ha enseñado a vivir. Todo cambió  en un segundo.

Para las  cosas más sencillas como lavarte, comer,  absolutamente para todo, dependía  de otra persona. Al cabo de 2 años pude sentarme en una silla de ruedas. Le siguieron muchas, muchas jornadas de intensa rehabilitación, años de  gimnasia con distintos fisioterapeutas y hasta os confío que visité a alguno de esos curanderos que alguien nos recomienda cuando la medicina tradicional parece que no funciona, hasta que por fin, un día  algunos músculos empezaron a responder y apoyado en unas muletas, que hoy me acompañan, volví (a mi manera) a caminar. Sé que soy un gran afortunado, porque seguro que otros, aún con más voluntad que yo, no han tenido mi suerte y viven sentados en sus sillas de ruedas.  

Me gustaría compartir mi experiencia  en otro blog, pero como reflexión y  mirando hacia atrás, tan sólo apenas hace unos años, recuerdo cuantas veces llamaban los amigos para salir y no podía o no quería hacerlo por no encontrar un producto como los que ahora existen (los scooter eléctricos). No sé si eran prejuicios, pero rechazaba ir en silla de ruedas. Recuerdo largos paseos en coche con mis hijos y mi mujer por no poder hacerlo andando a su lado. Son muchos los sacrificios que han quedado  en el camino, los de uno mismo y de los qué te rodean. Por eso, un día comencé a investigar. Decidí que no podía seguir limitando mi propia movilidad y la de mis amigos y familia.

Y después de asistir durante años  a las mejores ferias internacionales y contactar con distintos fabricantes y distribuidores de todo el mundo, fui encontrando los productos que nunca pensé podrían existir.

Con el paso del tiempo, veo cómo han cambiado las cosas, como ha evolucionado la medicina, la investigación las técnicas de rehabilitación y los productos que ayudan a vivir de una manera más confortable. 

COMPARTIR.

A la vista de los grandes y positivos  cambios que para mi vida  supuso encontrar productos diferentes  para mejorar mi movilidad, un día  decidí que ese conocimiento no podría quedar sólo para mí. Compartir mi experiencia y mi conocimiento,  hacer llegar a los demás el resultado de años de investigación, para encontrar esos productos que tanto me costó encontrar, me pareció un ejercicio de responsabilidad. De ahí nace Moverte, de una experiencia personal y del deseo de que las personas que necesitan productos de apoyo para vivir de una manera más independiente y más digna, encuentren en nosotros un amigo, un aliado que les ayude y les asesore para intentar resolver sus dificultades. Nuestro compromiso es que si existe una solución, volcaremos todo nuestro esfuerzo en  encontrarla.

SATISFACCIÓN.

La visión del usuario no del vendedor,

Moverte no es una ortopedia clásica moverte es una empresa diferente.

Tener una discapacidad y tener una ortopedia nos permite tener un enfoque distinto. Cuando una persona con discapacidad nos consulta sobre un producto para mejorar su movilidad, nos ponemos en su lugar y analizamos sus  necesidades específicas, no sólo desde el punto de vista del profesional sino también desde el punto de vista del usuario y es por eso que tenemos tantos clientes-amigos  satisfechos. Cada cliente nuevo, es una recompensa y nos reconforta porque sabemos que hemos ayudado a resolver un problema. Esto nos aporta una gran satisfacción personal, porque en verdad, nuestro empeño y la mayor recompensa de nuestro trabajo es mejorar la calidad de vida de las personas.       

PRODUCTOS MODERNOS Y CON DISEÑO.
La evolución del  mercado ha producido en el sector Ortoprotésico un cambio muy importante también en el diseño.
Hasta hace muy poco tiempo, a la hora de diseñar sillas de ruedas, bastones, andadores, etc., no existía la creación de formas originales, ni la innovación, por adelantado a la creación del producto. Los fabricantes, se limitaban  a la creación de réplicas con pequeñas modificaciones y/o adaptaciones de los diseños convencionales  y la retención de las mejoras. Unido a la evolución de la industria, las nuevas tecnologías informáticas y la invención de nuevos materiales, hoy en día, el diseño se contempla como un oficio aparte, permitiendo fomentar el desarrollo de formas y productos originales.   
El diseño está presente en todos los ámbitos de la vida y cada uno de nosotros, cada persona, tenemos nuestra propia  identidad.  Si elegimos nuestra ropa, complementos, calzado, coches, no solo por su utilidad, sino por la estética y  originalidad, incluso por la moda, ¿por qué no hacerlo por ejemplo con una silla de ruedas o una muleta?.. Afortunadamente, en los últimos años hemos comprobado como los fabricantes, prestan la  importancia adecuada al diseño en los productos que fabrican. Ahora podemos encontrar productos originales, con colorido, incluso divertidos y no los clásicos y anodinos, siempre  negros ortopédicos y tristes.

Gracias a todos los que habéis depositado vuestra confianza en nosotros.