Artículos de ortopedia para el baño y la higiene íntima

  • 31 January 2017
  • i.asin

Para que el baño sea un lugar cómodo y seguro para personas con movilidad reducida, es necesario incorporar una serie de elementos que mejorarán su autonomía y garantizarán su confort y seguridad. Dependiendo de las necesidades de cada usuario y de su situación existen diferentes artículos que pueden ir desde una silla de ducha o bañera a un taburete o un elevador de inodoro.

Artículos ortopédicos Indispensables para el baño

La sillas y taburetes de ducha son ayudas que mejoran notablemente la seguridad e higiene de las personas que han perdido su capacidad de movimiento ya sea por edad, enfermedad o accidente. Estos diseños se adaptan perfectamente a los suelos de las duchas que por regla general suelen ser bastante irregulares, gracias al buen agarre y firmeza que proporcionan sus patas. Además, los asientos cuentan con una superficie antideslizante para garantizar la máxima estabilidad.

La diferencia más significativa entre un modelo u otro reside básicamente en la forma anatómica del asiento y el respaldo incorporado que llevan las sillas. Gracias a la incorporación del diseño y a la preocupación de algunos fabricantes por la  estética de estos artículos de ortopedia, hoy en dia podemos encontrar líneas más modernas que la clásicas que había apenas unos pocos años, consiguiendo que queden integrados con la decoración del baño. Los taburetes y sillas de baño, pueden pedirse con asideras integradas y con complementos como soporte para la ducha, la esponja o el jabón.   

Los asientos para la bañera suponen otra solución muy práctica para desenvolverse en el baño y existen diferentes diseños para adecuarse a las necesidades de cada individuo. De esa manera, hay tablas ergonómicas que se adaptan y ajustan perfectamente al ancho de la bañera, con asideras incorporadas para incrementar la seguridad, banquetas de acero inoxidable que se agarran al suelo con ventosas muy fiables para garantizar la comodidad, asientos de bañera giratorios fabricados en acero inoxidable para facilitar la higiene de los usuarios y elevadores que ascienden suavemente para poder salir cómodamente.

Las sillas con inodoro resultan muy cómodas, prácticas e incluso versátiles. Algunos modelos auxiliares son plegables para guardarlos fácilmente y se pueden utilizar como silla con inodoro para el dormitorio y como elevador de WC. Estas sillas se adaptan a cada usuario, llevan incorporados prácticos inodoros y resultan muy fáciles de limpiar. Los diseños más completos llevan un sistema de freno de bloqueo en las ruedas y la altura de las sillas se puede regular. 

Cómo ya decíamos, algunas de estas sillas actúan también como elevadores de inodoro, aunque también existen elevadores independientes especialmente diseñados para mantenerse firmes sobre la taza del WC. Son muy seguros, efectivos, resisten las manchas y el mal olor y algunos modelos llevan reposabrazos de aluminio cubiertos con goma antideslizante. 

Dentro de estos productos de ortopedia también nos encontramos con lavabos giratorios, que pueden manipularse fácilmente gracias a su sistema articulado. Resultan tan manejables que los usuarios podrán llevarlos hasta el inodoro sin necesidad de levantarse. Otros elementos de gran utilidad son las mamparas de ducha portátiles, los lavacabezas para silla o de cama, así como los asideros y barras de sujeción ergonómicos y de tacto suave que se ajustan en la ducha o en la bañera.