MASCARILLAS Y CORONAVIRUS-COVID-19

09/04/2020

Tipos de mascarillas y forma de uso

Debido a la extraordinaria situación que atravesamos por la Alerta Sanitaria, originada por la pandemia del Coronavirus COVID-19, se ha disparado la venta de mascarillas. Esto ha creado una gran dificultad para encontrar mascarillas de distintos tipos.

Dependiendo de su diseño, las mascarillas cumplen diferentes funciones.

 

MASCARILLAS QUIRÚRGICAS:

Este tipo de mascarilla, se utiliza habitualmente en los Hospitales y en el sector sociosanitario.

Son las mascarillas que todos reconocemos por su color verde o azul.

Las mascarillas quirúrgicas, están diseñadas para frenar la expulsión de patógenos de nuestro cuerpo hacia afuera, por lo tanto se debe usar por las personas sintomáticas.

Nos protegen contra agentes externos transmitidos por gotitas, pero no nos protegen de agentes infecciosos de transmisión por vía aérea, de manera que el usuario de este tipo de mascarilla, podría estar expuesto a una posible contaminación potencial por virus.

Las mascarillas quirúrgicas, una vez utilizadas, debemos desecharlas ya que no son reutilizables.

ENTONCES, ¿PARA QUÉ SE USA UNA MASCARILLA QUIRÚRGICA?

Estas mascarillas evitan que el paciente pueda contaminar a otras personas en su entorno.

Cuando expulsamos el aire estas mascarillas frenan las gotitas de saliva y/o secreciones.

Por lo tanto, se deben usar por las personas portadoras de enfermedades contagiosas para proteger a las personas y a los materiales que se encuentran en su entorno.

Hay algunas mascarillas quirúrgicas que vienen equipadas con una película impermeable. Estas mascarillas protegen a los usuarios de posibles infecciones ya que frenan la transmisión por gotitas.

MASCARILLAS FFP1-FFP2-FFP3

Estas mascarillas se utilizan para protegernos de fuera a dentro y se utilizan para evitar contagiarnos, ya que filtran el aire del exterior que pasa a través de nuestras vías respiratorias (nariz y boca) hasta nuestro cuerpo.

Existe una normativa europea que las clasifica como FFP.

La norma europea EN 149:2001 clasifica tres niveles: FFP1-FFP2 y FFP3.

Son dispositivos de protección respiratoria desechables con protección contra partículas:

FFP1: Las mascarillas FFP1 presentan el menor grado de filtración, con un porcentaje de filtración de aerosoles de al menos el 80 % y escapes hacia el interior del 22 % como máximo. Las mascarillas FFP1 se utilizan principalmente como mascarillas anti polvo, bricolaje y trabajos varios.

FFP2: Las mascarillas FFP2 aportan un porcentaje de filtración de al menos el 94 % y escapes hacia el interior del 8 % como máximo. Se utilizan sobre todo en la construcción, la agricultura, la industria farmacéutica y también por el personal sanitario frente a los virus gripales causantes de la gripe aviar, el SARS, la peste pulmonar y la tuberculosis.

FFP3: Las mascarillas FFP3 son las que presentan un porcentaje de filtración del 99 % y escapes hacia el interior del 2 % como máximo. Estas mascarillas protegen contra las partículas muy finas, como las del amianto.

Según publicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) solo las mascarillas FFP-2 y FFP-3 sirven para prevenir el contagio de coronavirus.

CLASIFICACIÓN DE MASCARILLAS SEGUN LA NORMA AMERICANA.

Estamos recibiendo consultas de personas que compran mascarillas americanas por internet y que no tienen claro lo que están comprando, ya que no viene la identificación FFP.

La norma americana: En los Estados Unidos, las máscaras de protección respiratoria deben cumplir las normas del NIOSH —Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional—. Estas normas prevén varias clases de máscaras dependiendo del grado de resistencia al aceite. A continuación indicamos la clasificación:

Clase N: mascarillas sin resistencia al aceite. Se distingue entre N95, N99 y N100. El número que sigue a la letra indica el porcentaje de filtración de las partículas en suspensión.

Clase R: mascarillas resistentes al aceite durante un máximo de ocho horas. Aquí también se distingue entre el R95, R99 y R100.

Clase P: mascarilla totalmente resistente al aceite. Se declinan en P95, P99 o P100.

¿CUÁNTO TIEMPO PUDE USARSE UNA MASCARILLA?

Podemos escuchar en los medios de comunicación todo tipo de indicaciones y opiniones, por lo que en verdad se confunde mucho a los usuarios.

Mascarilla FFP2: Los expertos aconsejan que estas mascarillas deben ser de un solo uso ya que si una mascarilla FFP2 ha sido colocada y quitada, no podemos garantizar que no ha sido contaminada.

Estas mascarillas de protección deben desecharse: Pasadas entre tres y ocho horas de uso.

Las mascarillas quirúrgicas deben desecharse: Pasadas tres horas y/o inmediatamente si se moja o presenta salpicaduras.

La vida útil de una mascarilla es directamente proporcional al uso que se le dé.

Po ejemplo si no se usa adecuadamente y se manipula con las manos la parte interior, no será posible garantizar que sus propiedades permanezcan inalterables.

¿CÓMO SE DEBE UTILIZAR UNA MASCARILLA?

Las mascarillas, tienen que estas bien colocadas, asegurando que sellamos todo el contorno de contacto con la cara para aislarnos del ambiente.

A continuación le explicamos algunas precauciones que debe tomar a la hora de colocar una mascarilla quirúrgica o de protección.

Lea detenidamente las indicaciones del fabricante.

Con las manos bien limpias y después de extraer del envase-embalaje la mascarilla, sujétela a través de las cintas y ajuste la mascarilla a la cara evitando siempre el contacto de las manos con el interior.

Respetar la dirección de colocación, con el adaptador a la altura de la nariz. Por lo general, la información impresa por el fabricante en la mascarilla debe quedar en la parte exterior. Si no hay indicaciones específicas, el lado más acolchado será el que esté en contacto con la cara.

Colocar las cintas superiores alrededor de la cabeza y las cintas inferiores a la altura de la nuca. La mascarilla debe estar completamente desplegada.

La mascarilla debe cubrir la nariz, la boca y la barbilla. En el caso de las mascarillas de protección, se puede comprobar que la mascarilla está correctamente ajustada bloqueando el filtro e inhalando lentamente a continuación. Si la mascarilla se ciñe a la cara, significará que está bien colocada y que no hay escapes.

Una vez que la mascarilla esté ajustada, no deberá manipularse ni reajustarse.

Las mascarillas de un solo uso, una vez retiradas, deben desecharse y someterse al procedimiento de eliminación adecuado.

Las mascarillas deben cambiarse regularmente: las mascarillas quirúrgicas al menos una vez cada tres horas —antes si presenta salpicaduras—, y las mascarillas de protección pasadas entre tres y ocho horas.

Lavarse las manos antes y después de cada cambio de mascarilla.

Ante cualquier duda sobre el Coronavirus, le aconsejamos que acuda a esta página. Web: Coronavirus (OMS)

Productos relacionados

Crítica

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *